El ministro de Justicia, Aníbal Torres, pidió «pruebas» luego de que se denunciara que la empresa de su hermano contrató con el Estado. Además, señaló que no ha cruzado «una palabra» sobre las actividades económicas con sus hermanos ni cuñadas, ni con las entidades con quienes realizan estas actividades.

Anteriormente, el ministro Torres solicitó al Organismo Supervisor de las Contrataciones del Estado (OSCE) evaluar la validez del contrato de Centro Nacional de Abastecimiento de Recursos Estratégicos en Salud (Cenares) con la empresa Aldem SAC, cuyo apoderado es su hermano Víctor Torres Vásquez.

El pedido del portafolio de dio luego de que la expresidenta del OSCE, Mónica Yaya, informara ante la Comisión de Fiscalización del Congreso que la empresa del familiar del ministro de Justicia contrató con el Estado cuando ya desempeñaba el cargo.

«El hermano del señor Aníbal Torres y su sobrino son los socios de la empresa Aldem SAC. De acuerdo a lo establecido en el artículo 11 de la Ley de Contrataciones del Estado, están impedidas de firmar contratos con el Estado aquellas empresas que tengan como apoderados a los hermanos de los ministros de Estado», manifestó.