Con el objetivo de que los justiciables tengan una adecuada y accesible administración de justicia acorde a sus necesidades, la Presidencia del Consejo Ejecutivo del Poder Judicial (CEPJ) dispuso la creación de cuatro juzgados de paz: dos en La Libertad, uno en Lambayeque y otro en Ayacucho.

La medida fue adoptada luego de evaluar los informes elaborados por la Gerencia General del Poder Judicial y la Jefatura de la Oficina Nacional de Justicia de Paz y Justicia Indígena, instancias que recogen los pedidos de las cortes en mención.

Estas solicitudes se enmarcan dentro de las 100 Reglas de Brasilia sobre Acceso a la Justicia de Personas en Condiciones de Vulnerabilidad, a las cuales se adhirió el Poder Judicial, cuyo objetivo es garantizar las condiciones de acceso efectivo a la justicia de personas en situación de vulnerabilidad, sin discriminación alguna.

En la Corte de Ayacucho, el órgano jurisdiccional creado se ubicará en el centro poblado de Cintiaro y en Lambayeque en la localidad de Ramón Castilla.

La norma dispone que se efectúen las coordinaciones con las municipalidades de las referidas comunidades.

En el distrito judicial de La Libertad, los juzgados de paz se implementarán en los centros poblados de Inguer y Carniche Bajo.

De acuerdo con las resoluciones de creación, está acreditado que la población de estas localidades requieren de un órgano jurisdiccional que reduzca las barreras de acceso a la justicia.

Añaden, que el Poder Judicial tiene como objetivos principales mejorar y ampliar el acceso a la justicia, por lo que resulta consideró procedente la propuesta de creación.

Cabe indicar, que el papel del juez de paz es esencialmente de conciliación, por lo que está facultado para proponer alternativas