Personal de Fiscalización y Defensa Civil clausuraron un crematorio de animales que funcionaba clandestinamente en Pueblo Libre. Los funcionarios multaron a los dueños del negocio con 6,600 soles por carecer de licencia de funcionamiento y Defensa Civil.

Todo comenzó por la protesta de los vecinos que se quejaron ante la central “Alerta Pueblo Libre”, del olor nauseabundo y ruido que producía el horno, durante el día y muchas veces en la noche.

La intervención se produjo a las 11 de la mañana, cuando las autoridades ingresaron al crematorio denominado “Mis Angelitos”, ubicado en el jirón Amazonas 766 en el límite del distrito con Magdalena.

Los efectivos comprobaron que las tuberías de agua e instalaciones eléctricas eran defectuosas, que el horno había sido usado recientemente y utilizaban productos químicos peligrosos.

Pese a las evidencias, los trabajadores insistieron que el negocio no funcionaba y recién estaba en implementación.

“Sumergen a las mascotas en una solución de peróxido de hidrógeno y agua y luego los huesos eran introducidos en hornos que los convertía en cenizas”, expresó un especialista de la municipalidad.

Crematorio “Mis Angelitos” se promocionaba en las redes sociales, donde se indicaba la dirección del lugar y el horario de atención.

“Se le han aplicado dos multas. Una por falta de licencia de funcionamiento 4,400 soles y otra por falta de certificado de Defensa Civil equivalente a 2,200 soles y el cierre temporal del inmueble”, manifestó un fiscalizador.

“Mis Angelitos” cobraban 400 soles por cremación que incluía la caja donde se entregaban las cenizas.