El proyecto regional maíz que ejecuta la Dirección Regional de Agricultura, en coordinación con la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de San Martín (UNSM), desarrolla una tecnología ecológica para combatir al gusano cogollero del maíz amarillo duro, principal plaga que ataca al cultivo deteriorando severamente el crecimiento de este cultivo.

Esta tecnología combina al control etológico y biológico generando la captura del insecto adulto con los nematodos entomopatógenos (organismos microscópicos en forma de gusanos pequeños, que juegan un papel importante en el control de insectos plagas de este cultivo), parasitoides (moscas o avispas) y predadores.

El cultivo de maíz presenta diversos problemas fitosanitarios para su producción y dentro de las principales se encuentran las enfermedades y los insectos plaga, que ocasionan perdidas en el rendimiento del cultivo de hasta 30%.

Lea también:[San Martín: entregan módulos poscosecha para reforzar producción de maíz amarillo duro]

Al respecto, el director regional de Agricultura, Neil Marina Trigoso, indicó que la colaboración interinstitucional tiene la finalidad de producir alimentos saludables y mejorar el nivel de competitividad de los productores en todas las etapas del proceso en el marco de la Revolución Productiva impulsada por la actual gestión del gobierno regional.

Indicó que a nivel de laboratorio, se han seleccionado a cepas de nematodos entomopatógenos como controladores biológicos, prolíferos en su reproducción con un rango de multiplicación de 150 mil a 300 mil juveniles/hospedante.

Precisó que basta solo uno o dos organismos microscópicos en forma de gusano para eliminar a una larva de cogollero, identificando también una micro avispa Trichogramma pretiousum (insecto benéfico), que parasita huevos de varios bichos que pueden llegar a ser plagas del cultivo de maíz.