Con la finalidad de generar conciencia ambiental en la ciudadanía, el alcalde Jorge Quintana, dio a conocer unas 17 ecobancas elaboradas con material no biodegradable y que desde ahora están ubicadas estratégicamente en los paraderos de transporte público.

Son cerca de 900 botellas que fueron reutilizadas con otros insumos aparentemente inservibles como las chapas y envolturas de plástico que previamente lavadas, son encapsuladas en las botellas, haciendo de ésta una base sólida y compacta, junto a una mínima cantidad de materiales de construcción en mobiliario urbano.

“Darle una nueva ruta a los residuos que llegan al ecosistema para degradarlo y ensuciarlo, nos ha permitido disminuir la contaminación ambiental en la jurisdicción, promoviendo la cultura del reciclaje desde temprana edad con nuestros promotores ambientales escolares, a los que se suman los talleres gratuitos itinerantes en parques y plazas donde se imparten clases al público en general de kokedama, ecojabones, compostaje, entre otros”, agregó el burgomaestre.

Cada ecobanca está elaborada con 35 botellas,130 tapitas de plástico y decenas de envolturas de alimentos, ubicadas junto a paneles con mensajes que concienticen sobre los cambios que generan pequeñas acciones y mejoran nuestra calidad de vida.

Con el uso de las ecobotellas, se implementó también el primer Ecoparque de Lima, al delimitar espacios en la plantación de hortalizas del biohuerto, la creación de una gruta de Santa Rosa de Lima, entre otros que han contribuido no solo a preservar el medio ambiente, sino al ahorro económico que generan estas construcciones.

Son 30 puntos de acopio de botellas de plástico, de los cuales 12 de ellas forman parte del programa “Recicla Bus”, que consiste en recolectar todo material reciclado que se genera en los buses de servicio público.

Leer  ELVIA BARRIOS PARTICIPA EN ENCUENTRO DE MUJERES INDÍGENAS