La economía peruana avanzó un 3,84 % en el primer trimestre de 2022, en comparación con los primeros tres meses del año pasado, y en el periodo anualizado desde abril de 2021 presentó un incremento del 13,19 %, según cifras divulgadas este domingo por el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI).

De acuerdo con el informe del INEI, el producto interno bruto (PIB) peruano acumuló entre enero y marzo de 2022 un crecimiento del 3,84 % tras cerrar marzo con una escalada del 3,79 % debido al buen desempeño de la producción en la mayoría de sectores económicos, con excepción de la pesca, la minería e hidrocarburos y el financiero.

En el resultado trimestral destacó el dinamismo del sector alojamiento y restaurantes, que presentó un aumento del 49,36 % como resultado de la flexibilización de las medidas restrictivas adoptadas el año pasado para frenar el avance de la pandemia de la covid-19.

En concreto, la actividad del subsector restaurantes creció en 47,83 % y del subsector alojamiento en 83,82 %.

Asimismo, el rubro de transportes, almacenamiento, correo y mensajería reportó en el primer trimestre del año un incremento del 12,43 %, impulsado por la mayor actividad del transporte por vía aérea (93,22 %), por vía terrestre y tubería (3,18 %) y por vía acuática (4,80 %).

En ese lapso, también crecieron los sectores comercio (5,92 %), telecomunicaciones y otros servicios de la información (4,08 %), los servicios gubernamentales (3,83 %), el rubro agropecuario (3,66 %), electricidad, gas y agua (3,40 %), manufactura (2,00 %), minería e hidrocarburos (1,09 %) y los servicios prestados a empresas (3,20 %).

LA PESCA CAE 26 %

Por otro lado, entre los sectores que reportaron un peor desempeño durante el primer trimestre figura la pesca, que registró una variación acumulada de -26,23 % debido a la disminución del desembarque de especies de origen marítimo (-29,30 %), en tanto que la pesca continental reportó un aumento del 12,05 %.

Según detalló el INEI, los bajos resultados de la pesca marítima respondieron a la menor captura de especies destinadas al consumo humano directo (-14,11 %), principalmente por el menor desembarque de especies en estado fresco (-18,99 %).

También se desplomó la extracción de recursos para congelado (-10,37 %), la captura de especies para la elaboración de enlatado (-22,97 %) y la pesca para la preparación de curado (-12,56 %).

De igual manera, descendió la captura de especies destinadas al consumo humano indirecto o de uso industrial (preparación de harina y aceite de pescado) debido al menor volumen desembarcado de anchoveta, que pasó de una captura de 620.574 toneladas en el primer trimestre de 2021 a 189.671 en los primeros tres meses de este año, mostrando un retroceso del 69,44 %.

En menor medida, el sector construcción reportó una disminución acumulada de 0,49 %, lastrada por la reducción del avance físico de obras (-9,88 %), determinada por la disminución de la inversión pública en el ámbito local (-17,70 %), nacional (-1,58 %) y regional (-1,53 %).

(EFE)