Luego de su segundo matrimonio celebrado en Georgia (EE.UU.), Jennifer Lopez y Ben Affleck enrumbaron nuevamente a Europa para pasar su nueva luna de miel. La pareja ya se había casado hace un mes en Las Vegas, y eligieron París para disfrutar de sus primeros días como marido y mujer; en esta ocasión ambos decidieron continuar la celebración en Italia, revelan medios internacionales.

A diferencia de su primer viaje, la pareja ha decidido viajar sin sus hijos y hospedarse en un lujoso hotel de la localidad de Tremezzo. Los paparazzi fotografiaron a la pareja disfrutando un romántico paseo en el lago de Como, un rincón a 50 kilómetros de Milán donde celebridades como Madonna o George Clooney adquirieron ostentosas residencias.

Su primera luna de miel

Cabe mencionar que los recién casados no estuvieron muy cómodos durante su primera luna de miel. Aunque muchos especularon que Ben Affleck lucía cansado por las exigencias de Jennifer López, una fuente reveló que el protagonista de Batman se sintió muy acosado por los paparazzis y todo lo que pretendía ser un sueño, se convirtió vivió una verdadera pesadilla.

«Ben estaba un poco asustado en París… Este fue un nivel completamente nuevo, un nivel casi de princesa Diana (…) «Ben está acostumbrado a las luces intermitentes, pero sintió que la luna de miel fue un tsunami. Jen está hecha de acero y sabe que es normal, aunque todavía se enoja», explicó la fuente al medio Page Six.