El Segundo Juzgado de Investigación Preparatoria de la Unidad de Flagrancia de La Libertad condenó a Jhonatan Salinas Bobadilla a cuatro años de pena privativa de la libertad suspendida a tres años, por el delito de tenencia ilegal de armas de fuego en agravio del Estado-Ministerio del Interior.

Asimismo, el juez Robert Mendieta le impuso la pena de inhabilitación para obtener licencia para portar o hacer uso de armas de fuego, así como el pago de una reparación civil de S/2000.

Esta condena, es la cuarta que emite la Unidad de Flagrancia de La Libertad a menos de 18 días de su implementación, y solo dos días después de que el imputado fuera detenido, el 13 de julio a las 13:30 horas, esto luego que el ahora condenado se acogiera a la terminación anticipada.

Según el acta de registro de audiencia única de incoación (inicio) del proceso inmediato, el representante de la Fiscalía solicitó cuatro años de prisión al considerar la edad del imputado (20 años) y acogerse a la terminación anticipada.

Salinas Bobadilla fue condenado por tenencia ilegal de armas de fuego, cuya pena mínima es seis años, pero por tratarse de un sujeto con responsabilidad restringida por tener 20 años, se le reduce en forma prudencial un año y tres meses. Por tanto, queda en cuatro años y nueve meses.

A esta pena, además, se le rebajó un sexto (nueve meses) por haberse acogido al proceso de terminación anticipada, quedando, finalmente, en cuatro años, la cual se suspende por el plazo de tres, siempre y cuando el sentenciado cumpla con una serie de reglas de conducta.

Estas reglas son: no variar de domicilio sin autorización judicial y con conocimiento del Ministerio Público, cancelar el íntegro de la reparación civil, no acudir a lugares de dudosa reputación, no cometer nuevo delito doloso, entre otros.

Salinas Bobadilla fue detenido por personal policial de la Unidad de Emergencia Noreste, el 13 de julio, a la altura de la calle 24 de Abril y 9 de Octubre de Florencia de Mora, cuando realizaba maniobras temerarias en una moto lineal.

Al momento que su detención, se le encontró un arma de fuego tipo revólver marca Smith wesson, calibre 38 SPL, con cacha de madera color marrón, abastecida de cuatro casquillos percutidos sin contar con autorización de la Sucamec, y luego fue llevado a la Unidad de Flagrancia de El Porvenir.