La Verdadera Pandemia

¿Qué hacen los Alcaldes para combatir el COVID emocional? La población está a color y los alcaldes en blanco y negro.

Por: Mg. Alejandro Vélez Arana*

Alvin Tofler el llamado el futurólogo del siglo XX y XXI, plantea que hemos pasado de una sociedad industrial a una de tecnología o del conocimiento sin que nuestros sistemas institucionales (económicos, fiscales, educativos y culturales) estén acorde a este nuevo cambio.

En esta crisis del COVID-19 y la actual pandemia que vivimos hasta los padres de familia han sido desbordados en su psique. Padres “que quieren lo mejor para sus hijos”, cuestionaron a los centros educativos (colegios). “¿por qué pagar tanto si sus hijos ya no van a la sede física del colegio?”. O sea, el conocimiento no importa, no vale o en todo caso vale menos por que no hay “algo palpable”, …

Es muy probable que en estos últimos 40 años las sociedades han estado viviendo un “gran ritual de evolución y de superación personal” donde casi como en una faja sin fin “de producción intelectual y evolución en serie”. El inicio, colocar al pequeño en pre kínder e ir avanzando en “esa evolución” hasta ser abuelo y luego morir.

Titanic
Tal cual como, la primera escena con la que inicia la película Titanic. Donde la abuela les cuenta a sus nietos de su gran amor que tuvo. Y los nietos pánfilos oyen con ternura y amor a la abuela. Pero lo que no se lee entre líneas es que la abuela está diciendo, “mi vida fue una miasma cuando perdí a mi gran amor y lo único que me quedó es adoptar el apellido de él”. “Ya luego apareció su abuelo y debí tener hijos y ustedes son también el fruto de ello”. Por lo tanto, todo lo demás fue vivir un espejismo.

Un carajo
Lo que está diciendo es viví una vida sin amor. El lector se preguntará y que tiene que ver esto con las gestiones municipales. Pues mucho. Así como los padres de familia reclamaron y hasta exigieron al Ministerio de Educación intervenir en las pensiones porque era inaudito que se pague lo mismo “si nuestros hijos ya no van al colegio”. En otras palabras, “el conocimiento nos importa un carajo lo que quiero es que no estén en casa”.

La pregunta sería aquí: ¿Realmente a los alcaldes les interesa su gestión municipal? O solo lo que quieren es “placas de inauguración para que sepan que ellos lo hicieron”. Y porque no el famoso “como es la mía”.

Belmont y Andrade
En la práctica no tenemos obras “majestuosas desde los el ex alcaldes de Lima Ricardo Belmont y Alberto Andrade”. Ello el año 89 donde Belmont y Andrade tuvieron dos gestiones municipales continuas. Quizás por ello aún están en la retina y en la vida de Lima y lo que es mejor en el día a día de Lima. Sea que nos acordemos o no. Es muy probable que en su inconsciente lo que querían era trascender aun a pesar del tiempo.

Es decir, dejar un legado, sea que vean “sus plaquitas de inauguración o no”. En ambos, se podía apreciar el gran amor que tenían por Lima. ¿Los actuales alcaldes aman su distrito? Algunos hasta migraron para poder ser elegidos, entonces, ¿aman el distrito o el poder?

Nuestros actuales alcaldes buscan eso o solo quieren “hacer un buen trabajo”. “Limaflores” fue una de las estrategias de campaña del Actual Alcalde Muñoz. Está a poco menos de un año de terminar su gestión y pues, …

No puedes…l
Esta pandemia del COVID-19, sin lugar a dudas está y seguirá poniendo a prueba las capacidades físicas y psíquicas de toda la población. Inequidades como “no puedes ir a la playa” pero si puedes amontonarte en un supermercado o en los buses de transporte público. Todo ello rompe con cualquier tipo de pensamiento básico e intelectual. Y practicamemte nos tratan como ciudadanos y vecinos de segunda clase y mononeuronales.

¿Cuándo las alcaldías dejaron de ser “la conexión vecinal con el pueblo”?

Alcaldes genuflexos que no “saben leer a su distrito” en cosas tan básicas como “aislamientos que no resuelven ni cientificamente ni en la tierra del nunca jamás nada”. Pero los alcaldes que representan a sus distritos y son los representantes de defensa civil no hacen nada. O al menos no lo que está a la altura del cargo que ostentan.

Prohibido todo
Los efectos directos que vivimos en el dia a dia, aislamiento, prohibida la diversión, prohibición de la libertad de desplazamiento, para muchos prohibición al derecho al trabajo, exposicion de noticias hiperdramaticas donde se cuentan los infectados y los decesos a diario, en algunos la exigencia del teletrabajo, en otros el no tener trabajo, vivir en espacios reducidos.

Incertidumbre económica, incertidumbre sanitaria, incertidumbre financiera. Todo ello sin lugar a dudas afecta nuestra salud mental, nuestra salud psicológica es decir nuestro bienestar psicológico. ¿Existe alguna ordenanza municipal que declara la prioridad del bienestar emocional del distrito? Y que por supuesto no solo quede en letra muerta sino que se plasme ipso facto.

Desfasados en el tiempo
Es probable, que los alcaldes digan que la pandemia los agarró desprevenidos. Y tal vez ello si podría ser cierto. No obstante, los presupuestos del 2021 se elaboran en los últimos meses del 2020. Y a la fecha no contamos con ningun programa de bienestar psicológico real en ninguna alcaldía. La pregunta es, ¿no estaban preparados o la psicología y el bienestar psicológico de los vecinos les importa un carajo? Porque no hay ninguna construcción, no hay ninguna placa que inaugurar y pues la psicología no es visible.
Por lo tanto, nuestros alcaldes están desfasados en el tiempo. Vale decir, la población está a color y ellos siguen en “blanco y negro”.

Como muestra un botón
El Alcalde de Lima invertirá 27,5 millones de soles en la remodelación de 12 parques de Lima en plena Pandemia. Más de dos millones por cada parque aproximadamente. Y en uno de esos parques a remodelar los vecinos no quieren la contruccion de un parque que ya está hecho, y hay incertidumbre de cómo cuidarán los árboles de más de 55 años. No obstante contra viento y marea a pesar que se han mandado cartas notariales, no se tiene ninguna contestación formal de la autoridad competente. En otras palabras para muchos alcaldes el bienestar psicológico no les importa. Estan como el tipico “chancon del salón” que hace lo que sea para ser visble y “sentirse importante con el profesor del salón”.

Me pregunto
Y ¿qué sucede en distritos como Jesus María, Lince, Breña, San Martín de Porres, Los Olivos, San Juan de Lurigancho, Surco, La Molina, Miraflores, San Isidro, San Borja, entre otros.

Cuáles son los programas de bienestar psicológico en plena pandemia (que en una coyuntura como esta es prioridad A1) tienen las municipalidades hoy en día. Realmente saben que hacer o solo estan esperando que acabe su gestión porque “han tenido mala suerte que les tocó la pandemia”.

¿Cuantos millones se está invirtiendo en Bienestar Psicológico en cada distrito? El famoso psiquiatra y psicoterapeuta Eric Berne mencionaba lo siguiente: “Si no te acarician, se secará tu espina dorsal”. Nos estamos secando y los alcaldes no hacen nada por el bienestar psicológico.

*Decano del Colegio de Psicólogos del Perú
Consejo Directivo Regional I Lima
Psicólogo – Psicoterapeuta – Coach
Analista Transaccional Certificado
Especialista en Comportamiento y Desarrollo Organizacional.

También te podría gustar...