Rafael López Aliaga, líder de Renovación Popular, arrasó con sus contrincantes en el primer debate hacia las elecciones para la alcaldía de Lima. Con mensajes claros y contundentes expuso propuestas dirigidas a solucionar los acuciantes problemas que sufren millones de limeños.

Así, anunció un “shock” de mil millones de dólares para ser invertidos en obras de infraestructura que modernizarán la ciudad de Lima y promoverán el trabajo. En alianza con la Policía Nacional del Perú (PNP) combatirá con inteligencia a la delincuencia, porque, recalcó, “la inteligencia mata a la delincuencia”.

Asimismo, de inmediato dotará 10 mil motos (con GPS) para reforzar la seguridad de Lima Metropolitana y establecerá centrales de control en distritos con mayor índice de peligrosidad, reforzando fortaleciendo la seguridad en San Juan de Lurigancho, Ate, San Martín de Porres, Villa El Salvador, el Cercado, entre otros.

Comentó que priorizará el transporte masivo con el tren de pasajeros Chosica-Lima-Callao, para acabar con el drama diario de miles de pasajeros, que pierden horas y horas en vehículos repletos, hacinados y sin ventilación, mejorando así la calidad de vida y permitiendo que puedan estar más tiempo con sus familias.  Igualmente citó el proyecto de ampliación del Metropolitano por toda la avenida Universitaria en Lima Norte y por Lima Sur hasta San Juan de Miraflores.

El debate fue distribuido en cinco ejes, que fueron Seguridad, Infraestructura y Transporte, Programa Social, Gestión Municipal-Corrupción y Tema Libre.

En el curso del debate López Aliaga puso énfasis en áreas estratégicas, como el orden en la ciudad y en la desaparición de los mercados negros, como aquellos donde se revenden teléfonos celulares robados y “manchados de sangre”.

En materia social las “Ollitas Comunes”, donde acude la población más vulnerable de los cerros limeños, recibirán ayuda, ya que tiene previsto destinar 10 % del presupuesto de la Municipalidad Metropolitana de Lima a las citadas Ollitas y de paso luchar contra la anemia.

También se refirió al relanzamiento y ampliación de los Hospitales de la Solidaridad que impulsó el desaparecido alcalde Luis Castañeda Lossio, la dotación de agua potable mediante pilones para las poblaciones que carecen de ese elemental servicio, lo mismo que la construcción de escaleras, muros de contención, losas deportivas y demás servicios.

Al entrar al terreno de la Gestión Municipal y Corrupción, anunció: Renegociación de los peajes o su anulación. Si las empresas administradoras no entienden, los peajes vuelven a la Municipalidad de Lima, a través de Emape, remarcó.

Por otro lado, adelantó que cancelará las costosas auditorías que son un forado para la comuna metropolitana; se manejará la administración con absoluta austeridad y transparencia.

Finalmente, aseguró el reflotamiento de la Caja Metropolitana de Lima para otorgar crédito a los emprendedores, entre ellos los vendedores ambulantes, quienes no serán atropellados; se promoverán ferias para que vendan sus productos de manera ordenada y en condiciones saludables. Se replicará el Mercado Mayorista de Santa Anita en Lima Norte y Lima Sur.