Los residuos orgánicos generados en los mercados de Magdalena del Mar, son convertidos actualmente en fertilizante para el tratamiento y abono de áreas verdes y jardines, resultado de un plan piloto que desarrolla la Municipalidad del distrito.

El alcalde Carlomagno Chacón informó que, a través del programa municipal “Vamos a Reciclar”, la comuna inició la recolección de estos residuos de verduras y frutas de los puestos de venta de un grupo de centros de abasto, así como de los restos generados por los trabajos en áreas verdes que realiza la comuna.

La comuna adquirió recientemente un vehículo para este programa, lo que permite optimizar el proceso de recolección de los residuos entre los comerciantes participantes del programa.

El método de compostaje empleado permite el tratamiento y aprovechamiento de los residuos sólidos orgánicos, como son, por ejemplo, los restos de hortalizas, cáscaras de frutas, verduras, huevos, entre otros.

Además de los restos de grass y hojas de árboles que resultan del mantenimiento diario que se realizan en los parques y jardines del distrito por parte de la Municipalidad.

Estos residuos son trasladados a la planta de compostaje municipal (valorización de residuos orgánicos), donde son debidamente tratados en un proceso que termina por convertirlos en fertilizante. Resultado de este proceso se genera el compost o biochar y, según sea el caso, sirve para el abono de las plantas y los jardines.

Este fertilizante es proporcionado a los vecinos del distrito que así lo solicitan, tanto de manera individual como a nivel de grupos de edificios multifamiliares o condominios. Además, la comuna lo emplea para el tratamiento de las áreas verdes de los parques, malecones y jardines del distrito.

La primera etapa de este plan piloto cuenta con la participación de 21 comerciantes que pertenecen a 5 centros de abasto ubicados en el distrito.

La segunda etapa contempla involucrar a los vecinos que participan en el programa municipal de reciclaje, no solo generando los residuos para el proceso de compostaje, sino también haciéndoles entrega del compost para el tratamiento de sus propios jardines.

Durante el 2021, la comuna logró la recolección de 54 toneladas de residuos sólidos orgánicos que fueron posteriormente convertidos en compost y biochar. Para este año se tiene proyectado un incremento y se espera alcanzar las 70 toneladas.