Alrededor de 135 mil micro y pequeñas empresas (mypes) cerraron sus puertas definitivamente durante los últimos dos años a consecuencia de la pandemia, informó la Cámara de Comercio de Lima (CCL).

Solo en el primer año de la pandemia se estima que fueron 48 mil las mypes que dejaron de funcionar, pero hasta el 2021 la cifra siguió creciendo.

El presidente del Gremio de la Pequeña Empresa (COPE) de la CCL, Rodolfo Ojeda, sostiene que este cierre de negocios no solo se debió por la crisis sanitaria, sino también porque ahora «toca sobrellevar las desafortunadas decisiones del gobierno que solo acentúan una crisis política e inestabilidad».

Este cierre de mypes generó que cerca de 540 mil peruanos quedaran desempleados en los últimos años, elevando el nivel de informalidad.

Ojeda señala que en el 2019 las mypes tenían alrededor de 9 millones trabajadores, ahora esa cifra supera los 12 millones.

A pesar de que si se observa un aumento, el representante de la CCL comentó que ello se explica por la estrategia de las mypes de reinventarse, decidiendo cambiar el rubro de negocio.

“Por cada mype se crean cuatro puestos de trabajo, pero para que estén vigentes y operativas fue necesario hacer este cambio en el rubro, donde muchas de ellas redireccionaron sus negocios hacia actividades esenciales relacionadas al rubro de alimentos, salud, etc.”, señaló.

Ojeda también indicó que la informalidad en las mypes a la fecha superó el nivel prepandemia, pues se elevó de 70% a 85% en medio de la desaceleración económica.