• Sí se trataron temas de Estado en reuniones clandestinas

El Ministro de Defensa, Juan Carrasco, afirma que su presencia en el inmueble de Breña obedece a reuniones “normales, cotidianas” con el presidente de la República, Pedro Castillo.

En diálogo con Exitosa Noticias, indicó que lo que se trató en las reuniones obedece a temas relacionados al sistema de defensa de la nación y, por lo tanto, se debe mantener la reserva del caso.

“Es un tema particular, es un tema totalmente que no está dentro de la gestión. Nosotros somos muy respetuosos del trabajo que realiza la prensa, pero definitivamente en otros tiempos, en otros gobiernos, son reuniones normales, cotidianas, que se pueden realizar dentro o fuera de un lugar privado y lo que se trata en esas reuniones -desde mi posición como ministro de Defensa- nosotros manejamos todo el sistema de defensa de la nación y por lo tanto debemos mantener la reserva de ese tipo de reuniones”, expresó.

Carrasco Millones también criticó que se hayan develado “cuestiones muy reservadas” que conciernen al sector Defensa, por lo que “definitivamente” pidió tener “mucho cuidado”.

Sobre la presencia de Karelim López Arredondo, empresaria y amiga del exsecretario presidencial Bruno Pacheco, en la casa de Breña, el ministro de Defensa indicó que ella deberá responder por ese hecho.

“He acudido solo, con mi escolta oficial. No hay nada que esconder, no he tenido conocimiento de otra persona. Yo he ido solo, definitivamente no ha habido otra persona conmigo”, manifestó.

“En mi calidad de ministro de Defensa puedo responder sobre esta fotografía y bueno puedo señalar respecto a esa reunión. Respecto a las otras personas que aparecen, definitivamente serán las otras personas las que puedan responder”, sentenció.

Como se recuerda, ‘Cuarto Poder’ captó que el martes 16 de noviembre arribaron vehículos asignados a la Presidencia y miembros de Seguridad del Estado. Además, del inmueble salieron los congresistas Alex Paredes y Lucinda Vásquez, ambos de Perú Libre.

Tres días después, el 19 de noviembre, llegó el ministro de Defensa, Juan Carrasco Millones, y luego Karelim López Arredondo, quien también registró reuniones con Castillo Terrones en Palacio.