Puña y Chugur, los pueblos que vieron nacer y crecer a Pedro Castillo

El centro poblado de Puña, ubicado en el distrito de Tacabamba, de la provincia cajamarquina de Chota, fue el escenario en el que el Presidente electo peruano, Pedro Castillo, vio la luz, hace 51 años. Su población se dedica mayormente a la actividad agrícola y tiene necesidades básicas que esperan ser satisfechas. Vea aquí la galería fotográfica

Llegar a Puña desde la ciudad de Cajamarca demanda un viaje de aproximadamente seis horas en automóvil. Antes es necesario pasar por Chota y Tacabamba.

En este centro poblado se encuentra la institución educativa 10465, en la que el Presidente electo dictaba clases a sus alumnos de primaria y que hoy no funciona presencialmente debido a la pandemia del covid-19. Entre sus necesidades están contar con el servicio de agua potable, tener personal de limpieza y una biblioteca.

Sus docentes, al igual que los de todos los demás colegios de Tacabamba, están a la espera de que se inicie la vacunación; noticia que hace unos días les fue comunicada por la Unidad de Gestión Educativa Local de Chota.

Pedro Castillo reside actualmente en el centro poblado de Chugur, también ubicado en Tacabamba, pero su familia sigue residiendo en Puña y recuerda las gestiones que, como docente, realizaba el hoy Presidente electo ante las autoridades municipales para mejorar las condiciones del colegio en el que laboraba.

Pero su primo Carloman Banda rememora también la faceta de Castillo como entrenador futbolístico en el club Defensor Puña. Dicho plantel deportivo participó en la liga distrital de Anguía y también jugó en Chota.

Vida en Chugur

En Chugur, el Presidente electo desarrolló labores de agricultor y también se hizo integrante de la ronda campesina local, organización popular encargada de velar por el orden y la seguridad en las zonas rurales.