Un ciudadano de 65 años murió a causa de la fiebre amarilla en el sector de Huanchincani, en el distrito de Coasa, de la provincia puneña de Carabaya, según informó el director regional de Salud, Walther Sebastián Oporto Pérez.

El pasado 23 de marzo, el Comité de Vigilancia de la Red de Salud Melgar se trasladó hasta el distrito de Coasa para recoger las muestras de dos personas y enviarlos al Instituto Nacional de Salud en la ciudad de Lima, una de ellas salió positivo para fiebre amarilla y murió días después.

Vacunación contra la fiebre amarilla
El director regional de Salud indicó que ahora trabajan en asegurar que todas las personas de ese sector y de la provincia de Carabaya reciban su vacuna contra la fiebre amarilla.

Walther Oporto Pérez acudió hasta esa zona, para monitorear la atención y la vacunación en las localidades de Sagrario, Huanchincani, Huarincani, Selva grande y Paco Pacuni de las provincias de Carabaya y Sandia.

La fiebre amarilla es una enfermedad que se transmite por la picadura de mosquitos y el paciente presenta síntomas 3 a 6 días después de la picadura. Los síntomas más frecuentes son fiebre, dolores musculares, sobre todo de espalda, cefaleas, pérdida de apetito y náuseas o vómitos, según informó la Organización Mundial de la Salud.

Al ser una enfermedad producida por un virus, los pacientes infectados reciben medicamentos para disminuir los síntomas. La Organización Panamericana de la Salud indica que la mitad de los pacientes graves mueren entre 7 y 10 días de tener complicaciones en su salud.

Leer  PUNO: MÁS DE MIL USUARIOS TALENTOSOS DE PENSIÓN 65 HICIERON GALA DE SUS DANZAS ANCESTRALES Y EMPRENDIMIENTOS