• En el día mundial del beso: ¿Qué le ofrecemos a nuestra pareja cuando nos besamos?

Un tierno beso puede ser un símbolo del cariño o la pasión que demostramos a nuestras parejas. Solo nos dejamos llevar por el romance y creemos que compartimos puro amor, pero ¿nos hemos percatado, que, a su vez, intercambiamos muchos microorganismos?

Un ósculo es pura química, produce la liberación de la oxitocina u “hormona del amor”, que inspira a mostrar afecto a nuestra pareja, pero después de esta nota, se dará cuenta que debe elegir bien con quien quiere compartirlos.

En la boca por la humedad de la saliva, la temperatura y el suministro constante de nutrientes pueden vivir hasta 700 especies de bacterias. Al estar llena de microorganismos, es evidente que al intercambiar un beso apasionado de 10 segundos le transfiramos a nuestra pareja al menos 80 millones de bacterias como se descubrió en un estudio holandés hace unos años.

Las parejas estables en ocasiones tienen un microbiota oral muy parecida. Cuantos más besos comparten sus bacterias son muy similares. Puede parecer romántico, pero también tiene un aspecto negativo, ya que, con el tiempo, las personas con enfermedad periodontal pueden transmitirle algunas estas bacterias a sus parejas.

El Dr. Jesús Ochoa, director de las Clínicas Multident señala que la mayoría de bacterias son transitorias, las tragamos y las eliminamos sin darnos cuenta. Otras se establecen y se pegan firmemente a la cavidad oral están entre los dientes, encías, lengua o mejillas, aunque también aportan algunos beneficios, por ejemplo, no dejan espacio a los patógenos, ayudan a la digestión y hacen que nuestro sistema inmunitario permanezca alerta.

Añade, que otras se reproducen en la boca por una mala higiene dental y pueden transferir gérmenes en los besos y causar enfermedades como gingivitis, caries y como las bacterias utilizan los azúcares de los alimentos al fermentarse producen gran cantidad de ácidos que hacen que el esmalte del diente pierda mineral produciendo mal aliento.

El cirujano dentista Jesús Ochoa indica que una de las funciones de la boca, además de la masticación, deglución y el habla, también es el beso, las más sublime de las expresiones de afecto y de relación interpersonal. La sensibilidad que tiene la mucosa de transición en los labios produce un estremecimiento También en el beso francés intervienen un musculo tan sensible como la lengua.

CUIDADO DE LOS DIENTES
Por ello recomienda que para brindar un beso saludable debemos tener una boca bien higienizada, así reducir la incidencia de enfermedades orales a causa de las bacterias. Y recomienda mantener el hábito del lavado de dientes y cepillado de la lengua después de cada comida para evitar que estas se establezcan y luego sea muy difícil eliminarlas.

Finaliza, invitando a las parejas a que este miércoles 13 de abril, día mundial del beso disfruten con sus parejas de un apasionado y saludable “piquito de amor”.