En los últimos tres años, la Corte Superior de Ayacucho atendió 3096 denuncias contra la vida, el cuerpo y la salud- agresiones en contra de las mujeres e integrantes del grupo familiar, convirtiéndose este delito en el más recurrente en este distrito judicial.

Según las cifras proporcionadas por el Sistema Integrado Judicial (SIJ-Nacional), en el 2019 la mencionada corte registró 1113 expedientes, en el 2020 está cifra descendió a 654, y en el 2021 ascendió a 1206 causas.  

En el presente año 2022, hasta el mes de enero, el SIJ ha registrado 123 expedientes.

Al respecto, el administrador del Módulo Penal de Huamanga, Noé Moreno García, explicó que estas cifran han venido variando notablemente a partir de la declaración del estado de emergencia por la COVID-19, cuando se decretó el aislamiento obligatorio, por lo que se vio disminuida la cantidad de requerimientos.

“Sin embargo, una vez autorizado el retorno progresivo de las actividades laborales aumentaron los ingresos por diversos delitos, siendo el más recurrente los delitos de agresiones en contra de las mujeres e integrantes del grupo familiar”,  detalló.

Este delito de agresión en contra de las mujeres e integrantes del grupo familiar, conducta que según el artículo 122-B del Código Penal sanciona al que de cualquier modo cause lesiones corporales, se reprime con una pena privativa de 1 a 3 años.

OMISIÓN A LA ASISTENCIA FAMILIAR

Entre tanto,  en el segundo lugar se encuentra el delito omisión a la asistencia familiar con un total de 2703 expedientes,  tráfico ilícito de drogas (721), violación sexual de menor de edad (268) y hurto agravado (254) se encuentran en el tercer, cuarto y quinto lugar, respectivamente.

Estos requerimientos son ingresados por los canales de comunicación creados oficialmente para atender a la población como la Mesa de Partes Virtual Penal, Formulario de Mesa de Partes y Mesa de Partes Física en cada una de las sedes judiciales.