Un día como hoy, el 12 de septiembre del año 1992, fue capturado el líder de Sendero Luminoso Abimael Guzmán, tras el éxito de la “Operación Victoria”, ejecutada por el Grupo Especial de Inteligencia (GEIN) de la Policía. Esta operación, encabezada por el agente Julio Becerra “Ardilla”, permitió la captura además de Elena Iparraguirre, Laura Zambrano y María Pantoja, miembros de la dirección del Comité Central de Sendero Luminoso. Sobre el momento de su captura, el agente Becerra recuerda:

“Al subir las escaleras, veo a una persona, a una mujer de negro. Ella se asusta, obviamente, y cierra una puerta corrediza. Al caer la puerta, veo que ella se mete hacia un ambiente que está al fondo. Voy tras ella y allí estaba ‘Gonzalo’, Abimael Guzmán. Le puse el arma, le dije que si se movía, lo iba a matar. En ese momento, la mujer a quien perseguí, la mujer de Abimael, se me pegó y comenzó a jalarme los cabellos. Fue ahí que sentí que el resto, los otros agentes del GEIN, ya estaban junto conmigo”, y fue entonces que, al grito de “¡positivo para el Cachetón!” el equipo de GEIN actuó rápidamente para lograr la captura los antes mencionados terroristas.

Como era de esperarse, y como detalla también el historiador Daniel Parodi, a partir de este hecho fue que los grupos terroristas que existían en ese entonces se desorganizaron y dispersaron, representando esto una victoria nacional.

“Marca un punto de quiebre en la historia del Perú. La llamada ‘Captura del Siglo’ no solo supone la captura de Abimael Guzmán, sino la de toda la cúpula de esta banda criminal de Sendero Luminoso. Poco después fue evidente que las acciones terroristas de esta banda disminuyeron notablemente, hasta casi desaparecer. Con la pacificación del Perú, la recuperación económica y la reorganización de la sociedad van a ser posibles y se llega a la década del milenio en mejores condiciones”, comentó.