Comienzan a instalar servicios de agua y luz en campamentos de refugiados en Marruecos

El terremoto que sacudió las montañas del Atlas al sur de Marrakech el pasado 8 de septiembre dejó decenas de campamentos de desplazados levantados de manera improvisada. Poco a poco, algunos están siendo dotados de servicios básicos como agua, luz y sanitarios, en una señal de que la emergencia está lejos de terminar.

Ingenieros de la empresa fosfatos de Marruecos, OCP, uno de los líderes mundiales en exportación de este mineral, comenzaron la instalación de servicios de agua y electricidad en al menos uno de los varios campamentos instalados improvisadamente en la localidad de Amizmiz, la ciudad más importante de la zona.

En esa región, el 80 % de la población ha sido alojada en tiendas de campaña, según las autoridades. Sin embargo, pese a los esfuerzos de las misiones de rescate, la falta de ayuda llena de frustración a los damnificados.

Según datos oficiales del gobierno, 50.000 viviendas quedaron inutilizadas por el terremoto, que sorprendió a los habitantes del sur del país la noche del viernes.

Noticia Ampliada

(FRANCE24)

Leer  Cruce de versiones entre Francia y Argelia por supuesta solicitud de París para operación en Níger
Scroll al inicio
A %d blogueros les gusta esto: